PENSIONES Y ENVEJECIMIENTO POSITIVO

La demografía del país ha cambiado dramáticamente en los últimos años. Hoy, los chilenos viven más tiempo, nacen menos niños y la población es cada vez de mayor edad. Esto impone enormes desafíos a futuro. Lo anterior, no tiene por qué constituir necesariamente una mala noticia, pero tendrá serios efectos. En la medida que vamos envejeciendo cambian las necesidades de salud, laborales, de vivienda, de accesibilidad e incluso familiares. Y ello genera legítimos temores en las personas a medida que ese proceso natural va ocurriendo. No poder acceder a una pensión digna es otro de los grandes temores que enfrentan muchos compatriotas, quienes perciben que una vida de trabajo duro y sacrificio puede no verse retribuida en forma justa al momento de jubilarse. Solucionar este desafío es factible, pero no será sencillo. Requerirá de mayores niveles de esfuerzo y solidaridad de la sociedad en su conjunto.

TE INVITAMOS A DEJAR TUS IDEAS PARA TRABAJAR JUNTOS POR UN CHILE EN DONDE SE VIVAN TIEMPOS MEJORES.


¡Gracias por dejar tus ideas! Ahora compártelo en tus redes sociales para invitar a tus amigos a dejar las suyas.

Compartir