Clase media protegida

En 1990 cerca del 40% de la población vivía en pobreza y 20% en pobreza extrema. Hoy, casi tres décadas después, y gracias a las bondades del crecimiento económico y las mejoras en bienestar de nuestro país, estas cifras han caído drásticamente.

Entregar herramientas y oportunidades para que las cerca de dos millones de personas que hoy viven en pobreza puedan superar su condición es un imperativo moral. No obstante, no podemos desconocer que gracias al progreso la clase media constituye el sector más representativo de nuestra nación, y que este segmento de la población también enfrenta vulnerabilidades y contingencias inesperadas que pueden poner en riesgo su situación.

Debemos hacernos cargo de fortalecer a nuestra clase media, no sólo entregándole herramientas para ampliar sus libertades y mejorar su calidad de vida, si no también permitiéndoles mitigar sus principales temores, en ámbitos tan sensibles como por ejemplo su salud y la de sus seres queridos, la educación superior de sus hijos y el empleo.

Por ello, promoveremos la existencia de una red de seguros sociales, ya sea a través de nuevos instrumentos o potenciando los ya existentes, para proteger a nuestra clase media en al menos cinco contingencias en las cuales se hace imprescindible mitigar su sensación de desprotección e inseguridad: 1) desempleo, 2) enfermedades catastróficas, 3) longevidad (cuarta edad) y 4) financiamiento de la educación superior.

Otras propuestas


Crecimiento y empleo

Dupliquemos nuestra capacidad de crecer y de crear empleos en los próximos 4 años.

Pensiones y adultos mayores

Mejor salud, vivienda, cuidados, trabajo e integración de los adultos mayores.

Seguridad ciudadana

Vivamos tranquilos en un Chile unido y en paz.

Infancia

Porque nuestros niños son el presente y futuro del país.

Educación de calidad

Término del CAE y nuevo Sistema de Acceso Solidario a la Educación Superior.

Salud digna y de calidad

Necesitamos tener una respuesta cierta para recuperar la salud y para su financiamiento.

Infraestructura

Impulsaremos un ambicioso plan de infraestructura pública y privada.

Transporte urbano

Extensión del Metro de Santiago, mayor integración modal y proyectos regionales.

Calidad de vida

Nueva ley de trabajo y familia y extensión gradual del período de vacaciones.